• Tipology
  • Location

    Cala Moragues, Puerto de Andratx, Mallorca

  • Architect
    Jaime Salvá
  • Year of the project

    2014

  • Size

    Plot: 754 m2 / Built area: 325 m2

Reforma de esta vivienda unifamiliar ubicada en Cala Moragues, Puerto de Andratx, en la isla de Mallorca.

Ubicada en un solar de 754m2, con una superficie construida de 325m2 y 30m2 de porches, la vivienda original presentaba un diseño completamente desactualizado, en donde llamaba la atención elementos como balaustradas, arcos en los huecos, colores rosa/melocotón, griferías doradas y mármoles.

Otra característica de la vivienda se basaba en su compleja geometría, carente de ángulos rectos, dejando como resultado unos espacios desordenados, incluso separados por diferentes niveles mediante escalones entre el porche y la terraza exterior, o entre la cocina y el salón comedor.

El objetivo fue el de actualizar la vivienda, dándole un carácter mediterráneo, utilizando materiales naturales locales. No pudiendo aumentar superficie debido a la normativa urbanística, el gran reto fue ortogonalizar al máximo los espacios interiores mediante redistribución de espacios, creando elementos disuasorios como estanterías, o armarios, que permiten ocultar la falta de líneas paralelas, unificando además los niveles mediante eliminación de escalones, y suprimiendo uno de los pilares del porche que estaba ubicado muy próximo a la piscina.

La eliminación de los ángulos se plantea incluso con acciones como elegir una mesa de comedor circular, para que no esté comprometida a alinearse con ningún eje. De esta manera, actúa como una “rotonda” en un espacio que conecta la cocina con el salón.

Todos los materiales se actualizan, eligiendo colores neutros y naturales, como un pavimento de piedra caliza "gris balear" abujardada envejecida tanto en interior como exterior, con suelos de madera de roble en la planta piso.

El color dominante en las fachadas exteriores es el blanco. Se sustituyen las balaustradas por barandillas de vidrio ó metálicas, se eliminan los arcos y se amplían algunos huecos para dar entrada a la mayor luz natural posible, además de permitir disfrutar las vistas. Varias de las ventanas se convierten en balconeras para permitir acceder a las terrazas, generando una sensación de mayor amplitud  visual y una interconexión interior-exterior.

La intervención potencia un desaprovechado patio exterior trasero, conectándolo con el salón comedor, y creando un espacio exterior chill out utilizado como sala de cine con televisor exterior.

En cuanto al mobiliario interior y exterior, parte ha sido recuperado de la anterior vivienda de los propietarios, completado con elementos de diseño como las sillas de comedor réplicas de la Charles Eames DSW, diseñadas por Charles and Ray Eames.

Los colores neutros de la casa permiten que los elementos decorativos, como el mobiliario, cuadros, etc, destaquen sin entrar en conflictos cromáticos.

Menciones: